Estudiante de la UNAM se convierte en el investigador más joven de la NASA

Harmonía / 2016-11-25

Yair Israel Piña López es un joven estudiante de la UNAM que a sus 20 años ha logrado llamar la atención de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). Conforme descubrimos más sobre cómo creció amando la ciencia y las matemáticas este impactante dato cobra sentido, ya que estando en preparatoria Yair se interesó especialmente en la radiación, llegando a crear un detector. Luego trabajó con su mentor, Epifanio Cruz Zaragoza, en el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, y juntos colaboraron en el desarrollo de materiales con propiedades termoluminiscentes para la medición de la radiación en el espacio, es decir, de un sistema capaz de detectar diferentes tipos de radiación, y eso fue lo que hizo que la agencia espacial pusiera su atención en él. 

 

El 2015 fue decisivo para Yair Piña, pues consiguió presentar su trabajo en astronomía y física espacial en la Universidad Taras Shevchenko ubicada en Ucrania. Después fue aceptado por la NASA para colaborar  en el programa Orión, el cual pretende llevar una nave tripulada por personas a orbitar Marte en el 2028, lo que implica realizar previamente diferentes misiones en el espacio profundo. En palabras del astrofísico mexicano, "Con mi participación en el programa Orión, donde proponemos y desarrollamos un detector activo para distintos tipos de radiación, como uranio natural y estroncio 90, que son partículas alfa, beta y rayos gamma", se podría evitar que los astronautas sufran los efectos de la radiación.

 

La medición de radiación en el espacio o dosimetría espacial es el tema sobre  el cual Piña ha trabajado: 

Mi trabajo se desarrolló en la Unidad de Irradiación y Seguridad Radiológica del ICN, cuando estaba en el primer semestre de la carrera. Lo publicamos el doctor Epifanio Cruz Zaragoza y yo, en el Journal of Physics

 

La NASA está utilizando este artículo como referencia para futuras incursiones a la Luna y Marte que se realizarán en el futuro. Desde que el hombre piso la Luna la carrera espacial no había tenido un auge como el de los últimos años, en los que una vez más existe un interés de llevar al ser humano a ampliar sus horizontes. Además Yair Piña también desarrollará un componente satelital en la Universidad de Samara para medir la cantidad de iones en la ionósfera. Su participación en el Project Pilot Manager ruso también es notoria y sólo se suma al logro de ser el investigador más joven de la NASA. Los resultados e implicaciones de la carrera espacial actual están por verse, pero definitivamente es un tiempo emocionante para los viajes al espacio exterior. Quizá en las próximas décadas el paradigma de nuestro lugar en el universo y el concepto que tenemos del mundo que nos rodea cambien dramáticamente, conforme la humanidad continúe explorando el espacio y sus misterios. 

 

Quizá te interesé: Científicos mexicanos descubren un hongo capaz de degradar el plástico

 

Con información de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Sabes de otra buena noticia que merezca ser compartida?