Estudiantes mexicanas crean sistema para identificar fugas de agua

Harmonía / 2016-12-09

Cuando abrimos la llave del lavabo o fregadero esperamos que el agua caiga como si fuera lo más lógico del mundo, pero en realidad es ilógico, porque el agua corre a través de los ríos; que corra en las tuberías es un milagro, sucede gracias a la sapiencia y tecnología humana. El agua corre en las tuberías y llega hasta nuestros hogares debido a que hemos ideado formas para trasladarla a las ciudades, pero si de la naturaleza dependiera, nunca podríamos siquiera tomar un solo vaso del vital líquido en nuestras casas. 

De toda el agua que existe en la Tierra sólo el 3% es potable; la mayoría es agua salada. De ese nimio 3%, la mayoría se encuentra en los glaciares y en el subsuelo. Además, la mayor parte del agua que consumimos los seres humanos la usamos para ducharnos, lavar ropa y producir lo que nos es necesario para la vida. En concreto, el agua que destinamos para consumo directo representa apenas una ínfima cantidad de la que hay en el planeta. Y si consideramos que el 35% de ese líquido se desperdicia en las fugas, de verdad presentamos un escenario en el que no somos nada inteligentes. Es probable que el agua para consumo humano se agote por nuestra indolencia, y no porque naturalmente se acabe.

El 35% del agua potable disponible en la Ciudad de México se pierde por fugas. En nuestras casas la cantidad se reduce un poco: desperdiciamos el 30%. "Gota a gota el agua se agota", decía hace no mucho un comercial en las televisoras, y el fenómeno es real. Tenemos que encontrar una forma de solucionarlo. Afortunadamente, en la Ciudad de México estudiantes de secundaria de la Escuela Secundaria Técnica 66 “Francisco J. Mugica” han creado un sistema inteligente para detectar fugas de agua en los hogares.

El sistema que crearon se llama “Sistema inteligente de detección de derrame del líquido vital”, y funciona con la tecnología presente, con un sensor WiFi conectado a las cajas de los sanitarios que informan con una alarma o correo cuando el agua está siendo desperdiciada. No es difícil entender esta tecnología, siempre sabremos cuando alguna falla se presente en la tubería de nuestro hogar porque nos alertará físicamente o a través del teléfono. En la Ciudad de México se desperdician 367 litros de agua de cada mil gastados. Si resolvemos el problema, ahorraremos 35% de agua potable. La respuesta no sólo se verá reflejada en la factura del consumo, sino que podremos proveer de agua potable a regiones donde escasea.

 

Con información de El Financiero

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Tienes alguna buena noticia que te gustaría compartir con nosotros?