Luna llena en Cáncer, 12 de enero: máxima potencia emocional

Harmonía / 2017-01-10

Este jueves 12 de enero de 2017 tendremos la primera luna llena del año y es ciertamente una especial desde la perspectiva astrológica, ya que la Luna se encuentra en su domicilio, el único signo que rige en el zodiaco tradicional: Cáncer. El signo del cangrejo está indisociablemente relacionado a la Luna en tanto su vinculación con el agua y con la generación y multiplicación. Siendo el agua el elemento de este signo y un elemento también asociado con la Luna tenemos un poderoso componente emocional, de captación de procesos psíquicos --el agua es el elemento que, por su mutabilidad y por su capacidad de tomar la forma, el sabor, la esencia o el tono de las sustancias con las que entra en contacto encarna mejor que ningún otro la transmisión de las emociones. En la medicina tradicional antigua este era el humor flemático.

 

La luna llena en Cáncer tiene la importante connotación de crecimiento y generación. Es la Luna la última esfera que atraviesan las almas al descender al mundo según la astrología hermética, por ello se le llama a Cáncer "la puerta del hombre"; Saturno es la última esfera que atraviesan las almas al descender hacia las dimensiones divinas, por ello se le llama a Capricornio "la puerta de los dioses" (o inmortales). Cáncer capta la energía de la encarnación y está ligado a la infancia, a nuestros padres, a la feminidad.

 

Además esta fecha cuenta con una "gran cruz", en este caso formada por la oposición entre el Sol y la Luna (algo que ocurre en todas las lunas llenas) y la oposición de Júpiter y Urano --para hacerla más llevadera tenemos un aspecto sextil entre Saturno y Júpiter y un trígono entre Saturno y Urano. Esta gran cantidad de aspectos hace que sean tiempos donde muchas cosas pueden pasar (los aspectos pueden ser obstáculos, pero también hablan de relaciones intensas donde se pueden producir muchas cosas, las crisis son oportunidades siempre).

 

Las cualidades de esta Luna son un aumento en la sensibilidad, en las facultades psíquicas, la posibilidad de gestar o iniciar algo con fuerza (de dar a luz); los riesgos son confusión, volatilidad emocional, niebla mental. En lo que se refiere sólo a la Luna y al aspecto lunar del tiempo, este es un momento de mucha potencia. La Luna fincada en su domicilio puede servir de gran espejo de proyección para lograr los deseos más profundos. 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: