5 técnicas sencillas y prácticas para dejar pasar una emoción dañina

Harmonía / 2017-03-25

Es cierto que no existen emociones malas o buenas. Calificar nuestras propias sensaciones en esos términos puede resultar agotador y no tiene demasiados resultados, pues lo bueno y lo malo es subjetivo, y en el caso de las experiencias no tiene mucha congruencia juzgarlas de esta manera.

 

Sabemos que de todo podemos aprender una lección y que las emociones simplemente son. Sin embargo, hay sensaciones que nos pueden hacer sentir incómodos y que incluso pueden dificultar la realización de los deberes cotidianos. Por ejemplo, la ira, la tristeza, el rencor y la avaricia, entre otras. Si esto te ha pasado, sabes a lo que nos referimos.

 

Lo importante es que cuando aparece una emoción dañina o que nos hace sentir incómodos, lo ideal es reconocerla y dejarla pasar. Para ayudarte a lograrlo, te recomendamos estas cinco técnicas sencillas y prácticas para dejar pasar una emoción dañina:

 

  • Respiración

Así es, la respiración es (de nuevo) tu mejor aliado. Si sientes una emoción que te resulta desagradable, practica ejercicios de respiración como éste para controlar la ira, o simplemente concéntrate en la forma que adquiere tu respiración natural y poco a poco cámbiala a una respiración profunda y pausada. Verás que, de manera natural, tus emociones se vuelven más agradables.

 

  • La técnica del hielo

Esta es una técnica recomendada por especialistas cuando tratan con una persona cuyas emociones tienden a ser intensas. La idea es que si sientes una emoción fuerte que te haga sentir mal, metas tus manos en hielo por un momento o toques algo frío y respires con calma. Esto tranquiliza el cuerpo y la mente de forma inmediata y evita que tomes acciones perjudiciales para tu bienestar.

 

  • La clásica distracción

Aunque reconocer y prestar atención a nuestras emociones es una forma de conocernos y evolucionar, también es perfectamente válido que de vez en cuando olvidemos cómo nos sentimos y leamos nuestro libro favorito o sigamos con esa serie que nos divierte. Distraerse es una forma saludable de simplemente dejar pasar.

 

  • Hacer lo que más nos gusta

Si en vez de distraerte con una serie prefieres hacerlo con una caminata o preparando un pastel, también está bien. La intención es modificar las emociones negativas o incómodas por otras que nos hagan sentir cómodos, y éstas dependen de cada quién.

 

  • Ejercicio

Retomando la idea de distraerse para dejar que el tiempo de las emociones termine, el ejercicio es una excelente manera de llevar esto a cabo. El deporte es saludable y brinda resultados benéficos para el cuerpo y la mente, que ayudan a dejar pasar una emoción.

 

Es sorprendente el poco tiempo que puede durar una emoción. Recomendamos poner a prueba estas técnicas de distracción, que son sencillas y prácticas, para evitar los arranques de emociones dañinas que puedan perjudicar a las personas que nos rodean y a nosotros mismos.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo dejas pasar tus emociones dañinas?
¿Qué recomendarías para los lectores?

Te podría interesar

Te podría interesar