5 grandes errores que cometemos al gastar

Harmonía / 2016-11-16

Si nunca sabes cómo fue que otra vez te quedaste sin dinero, quizá debas reflexionar sobre tu manera de gastar. Los microgastos innecesarios pueden resultar mucho más dañinos para tu bolsillo que un solo gasto "fuerte". Es probable que, si lo analizas un poco, te des cuenta de que gastas mucho más de lo que creías. Estos son los cinco principales errores que cometemos al gastar y cómo podemos evitarlos.

 

Te interesa: 5 tips para ser un comprador consciente

 

1. No tener un presupuesto 

El peor error que podemos cometer es no tener un presupuesto de nuestros gastos mensuales y/o semanales, según nos acomode. Sin un presupuesto no sólo será imposible saber en qué se nos fue el dinero sino que tampoco alcanzaremos a cubrir las deudas que, seguramente, no harán más que incrementarse. Incluso los pequeños "gustitos" espontáneos deben estar presupuestados y ajustarse a la cantidad que se les asignó.

 

2. Sobregirar las tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito, sabiéndola utilizar, tiene grandes ventajas sobre el efectivo y permite que nos organicemos mejor. Pero si las  mensualidades no se pagan en tiempo y forma se puede convertir en una trampa de la que es muy difícil escapar. Lo mejor es utilizarla solamente para lo indispensable y dejarla en ceros siempre que sea posible.

 

3. No planificar las comidas

No siempre es posible comer en casa o llevar comida preparada y muchas veces nos veremos en la necesidad de comer fuera, pero esos gastos en comida deben estar bien planificados. Sorprendentemente, el 70% del dinero que gastamos en 1 semana está relacionado con el consumo de alimentos y bebidas. Las comidas inesperadas en la calle pueden ser ese gran agujero en el bolsillo que nos está dejando sin ahorros.

 

4. No tener ahorros destinados a las emergencias

Plomeros, médicos, mecánicos, etc. Todos los imprevistos que pueden surgir en 1 mes o en una quincena deben tener destinado un fondo de ahorros que nos permita cubrir esos gastos. De otro modo se desacompletará nuestro presupuesto y terminaremos haciendo malabares con el dinero o pidiendo prestado/sobregirando la tarjeta, y otra vez al círculo vicioso sin salida.

 

5. Comprar impulsivamente o por encima de tus posibilidades

¿De verdad necesitas comprar ropa/zapatos/accesorios cada mes? Comprar impulsivamente porque algo nos guste o nos parezca una gran oferta es uno de los peores enemigos a vencer cuando de ajustarse a un presupuesto se trata. Lo mismo ocurre con las personas que se endeudan con automóviles o teléfonos celulares que no pueden pagar o que los obligan a reducir el dinero destinado a sus necesidades básicas como comida o vivienda. Darse un gusto de vez en cuando no tiene nada de malo, pero cuando se vuelve sistemático nos puede originar muchos problemas y preocupaciones.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo evitas gastar? ¿Tienes algún plan de ahorro?

Te podría interesar

Te podría interesar