5 cosas que puedes empezar a intercambiar en lugar de comprar

Harmonía / 2017-02-13

La mayoría de nosotros tenemos más cosas de las que necesitamos pero, interesantemente, siempre deseamos más. Luego deseamos más espacio para poder guardarlas pero esto rara vez sucede, de tal manera que debemos decidir qué hacer con todas estas cosas. Es irónico, pero pasamos mucho tiempo trabajando para adquirir cosas que después debemos dejar ir. ¿Qué tal si cada una de esas cosas que ya no necesitas, no usas o no deseas pudiera darte algo que sí necesitas, quieres o podrías usar? Esto es posible a través del intercambio o trueque tanto de bienes materiales como de servicios. 

 

Si estás acostumbrado a adquirir cosas a través de dinero en tiendas con precios fijos quizá no te quede muy claro cómo hacer un trueque, ya que a diferencia de la compraventa habitual no hay dinero sino un acuerdo entre ambas personas denominado permuta. Es por esta razón que el trueque también es una excelente manera de crear comunidad, pues se basa en la confianza y el respeto a esa confianza de las dos partes. Si quieres, puedes iniciarte en el arte del intercambio con algunos objetos sencillos siguiendo estas sugerencias:

 

1. Libros

Los libros son hermosos, interesantes, nos abren la puerta a nuevos mundos y amplían nuestro conocimiento pero una vez que los hemos leído pocas veces volvemos a ellos, así que se quedan acumulando polvo y años entre los estantes. Lo mejor es liberarlos para que puedan nutrir otras mentes. Organiza un intercambio de libro con tus vecinos o amigos. Si eres un amante de la lectura, tendrás el placer adicional de conocer a otras personas como tú o introducir a algún neófito al placer de leer. 

 

Te puede interesar: 6 provocativos libros para expandir tu conciencia

 

2. Muebles

Conforme avanza nuestra vida, nuestros gustos y necesidades cambian y en ocasiones necesitamos hacerle espacio a muebles más funcionales. No tires tus muebles, mejor intercámbialos por algo de lo nuevo que necesites. Por ejemplo, si esa cuna que compraste para tu bebé está ocupando el espacio que ahora necesita para tener una cama porque ya es un niño mayor, es momento de sacarla y quizá conseguir la cama. 

 

3. Ropa

A veces la ropa que tenemos ya no nos queda, nos aburre o ya no sentimos que nos represente, pero está en buen estado. Considera organizar un intercambio de ropa con tus amistades. Júntense una tarde para intercambiar prendas y de paso reúnanse a celebrar su amistad con una taza de café. 

 

4. Conocimientos

Quizá eres un contador que siempre quizo tocar la guitarra, ¿por qué no intercambias unas clases por hacer la declaración mensual de algún músico? O tal vez sabes algún idioma y te gustaría aprender a cocinar, entonces sólo necesitas a alguien que quiera aprender francés y esté deseoso de compartir sus recetas. El intercambio no sólo incluye objetos, también servicios. 

 

5. Plantas

Las plantas son hermosos seres, pero si eres buen jardinero ya te habrás dado cuenta de que se reproducen con rapidez. Prueba cultivar algunos de los nuevos brotes e intercambiarlos por otras cosas con tus amigos o vecinos. 

 

Te puede interesar: Reutiliza estas 10 cosas en tu hogar y ayuda al medio ambiente

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Alguna vez has participado en un trueque?

Te podría interesar

Te podría interesar

ahorro-y-finanzas/3_consejos_practicos_para_ahorrar_sin_sacrificar_tu_felicidad