Un revelador estudio explica el éxito de Donald Trump mediante sistemas complejos

Harmonía / 2016-11-01

La aceptación y el furor que caracterizan la campaña política de Donald Trump son impresionantes. Por un lado, es difícil creer que un candidato por la presidencia de Estados Unidos pueda tener ideas tan extremas como construir un muro para evitar el paso de los migrantes mexicanos y centroamericanos a Estados Unidos (una medida que además de retrógrada es agresiva y no resuelve el problema).

 

Además, su campaña se ha distinguido por ser misógina y discriminatoria, entre otros aspectos negativos para la estabilidad social que podemos encontrar en su discurso. Por esta razón, Donald Trump ha llamado la atención de expertos en múltiples materias como política, economía, derechos humanos, psicología y esta vez fue el turno de la física.

 

¿A qué se debe el éxito de Donald Trump según un físico? Serge Galam, el director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, ha estudiado distintos momentos de la historia a partir de un sistema complejo que moldea los eventos psicológicos, políticos y sociales. Es decir, utiliza técnicas de física y estadística para analizar ciertos fenómenos. Esta vez fue el turno de Donald Trump.

 

De acuerdo con Serge Galam, las ideologías racistas y misóginas detrás de la campaña de Donald Trump residen en la mente de sus seguidores desde antes de que él las enuncie, pero se encuentran ocultas y suprimidas. Es hasta que llega un líder y promueve estos pensamientos controlados como algo legítimo y correcto que las personas se terminan de convencer de que esas ideas que parecían políticamente incorrectas, están bien. Así inicia a difundirse la información entre amigos y vecinos y pronto se crea una gran masa que acepta las propuestas de alguien como Donald Trump, pues representan esos prejuicios que ellos se negaban a reconocer.

 

De acuerdo con la teoría del sistema complejo de Galam, cuando un 25% de la población coincide con una ideología (aunque sea negativa y pueda lastimar a ciertos sectores), eventualmente podrá contagiar a la mayoría de las personas. Por eso, cuando la “teoría del shock” de Donald Trump incita a la violencia por parte de sus seguidores, éstos empiezan a sentir cada vez más derecho de expresar sus rencores personales mediante la campaña de Trump, compartiendo y difundiendo su apoyo al candidato republicano. Es como si despertaran sentimientos “congelados” cuando los emite su líder, comenta Galam. Así, hablando mal de las mujeres, Trump consigue que sus seguidores despierten su furia contra las mujeres (aun sin saberlo) y apoyen su candidatura por encima de la de Hillary Clinton.

 

La teoría de Serge Galam parece tener sentido por ser precisa y fundamentarse en hechos que hemos visto ocurrir una y otra vez durante la historia del mundo (otro ejemplo, evidentemente, sería el fenómeno del apoyo de los nazis para su líder Adolf Hitler). Por eso queremos reflexionar sobre la importancia de cuidar nuestras expresiones y las ideas que compartimos. Si algún comentario puede perjudicar a alguien en particular, mejor evitarlo. Nunca sabes si la persona que te está escuchando tiene sentimientos negativos “congelados” y al escucharte comentar de manera racista, misógina y demás, pueda reconocer y difundir esa idea. Recuerda que una pequeña idea puede llegar muy, muy lejos.

 

Fuentes

Nautilus

Jasss

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Crees que Donald Trump pueda ganar la presidencia de Estados Unidos?
¿A qué atribuyes su popularidad?
¿Eres seguidor de sus propuestas?

Te podría interesar

Te podría interesar